Apostamos por el CONSUMO SOSTENIBLE :)
Flor de azafran
El azafrán: breve historia y beneficios

Llamado de muchas formas diferentes (jiang huang, rosa de azafrán, oro rojo) el azafrán es una especia exquisita y apreciada en todo el mundo por su distintivo sabor, aroma y su brillante color rojizo. Esta especia ha sido utilizada desde la antigüedad tanto en la cocina como en la medicina. En este blog, exploraremos la fascinante historia del azafrán, desde sus orígenes hasta su estatus actual como uno de los ingredientes más preciados en la gastronomía.

Orígenes milenarios

El azafrán se cultiva a partir de los estigmas de la flor Crocus sativus y se cree que su origen se remonta a más de 3.500 años atrás, en la región de Mesopotamia (actual Irán). Desde allí, se extendió a otras partes del mundo, como Grecia, Roma y el resto de Europa. Los antiguos egipcios ya lo utilizaban tanto en la cocina como con fines medicinales.
En Roma y Grecia era considerado una especia de lujo, por el esfuerzo que requiere su recolección y producción, de manera que era empleado en sus platos más exquisitos que estaban al alcance de pocos. Otros usos que le daban al azafrán eran en perfumería y como tinte para tejidos.
Con la Edad Media, su valor aumentó y se hizo comparable al del oro, siendo Granada y Toledo principales productoras de azafrán en este momento de la historia.

Rutas de comercio y expansión

Con el tiempo, el azafrán se exportó a través de rutas comerciales y llegó a diferentes partes del mundo, incluyendo Asia, América y África. Se convirtió en un ingrediente esencial en muchas cocinas tradicionales, como la india, la persa y la árabe.
 

El azafrán en la actualidad

Hoy en día, el azafrán sigue siendo una especia muy valorada y su producción se concentra en regiones específicas, como España, Irán, Cachemira (India) y Marruecos. Su recolección es un proceso laborioso, ya que se realiza a mano, seleccionando cuidadosamente los estigmas de las flores, de ahí su precio.

Beneficios y usos del azafrán

    Potenciador culinario

El azafrán se utiliza en una amplia variedad de platos y recetas en todo el mundo. Aporta un sabor único y delicado, añadiendo un toque de amargor y sutileza a las preparaciones. Es especialmente popular en la cocina mediterránea, donde se utiliza en platos como la paella, el risotto y diversos guisos. También se utiliza en postres y bebidas para realzar su sabor y añadir un color dorado característico.

    Propiedades antioxidantes

El azafrán contiene compuestos antioxidantes que ayudan a proteger el cuerpo contra los radicales libres y el estrés oxidativo. Estos antioxidantes, como la crocina y la crocetina, tienen propiedades antiinflamatorias y pueden contribuir a la prevención de enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y cáncer.

    Efectos antidepresivos y mejora del estado de ánimo

Varios estudios han demostrado que el azafrán puede tener efectos antidepresivos suaves. Se ha utilizado tradicionalmente en la medicina ayurvédica y en la medicina tradicional persa para tratar trastornos del estado de ánimo y reducir la ansiedad. Se cree que los compuestos del azafrán, como el safranal, pueden ayudar a regular los neurotransmisores en el cerebro, como la serotonina, mejorando así el estado de ánimo.

    Salud ocular

El azafrán contiene antioxidantes, como la crocina y el crocetin, que pueden ser beneficiosos para la salud ocular. Se ha demostrado que estos compuestos protegen la retina del daño oxidativo y pueden ayudar a prevenir enfermedades oculares relacionadas con la edad, como la degeneración macular.

 

En resumen y conclusión, el azafrán es un lujo de especia, con muchos usos y beneficios. Su precio puede resultar elevado, pero las posibilidades en tu cocina son muchas. Eleva el nivel de tus platos con el mejor azafrán. En Casa Perris tenemos una selección de azafrán de la calidad más alta, en distintos formatos.