Apostamos por el CONSUMO SOSTENIBLE :)

Tu acompañamiento perfecto para los días de Otoño

Prepara un Pumpkin latte como un profesional

El Pumpkin Latte, para quienes no sepan qué es, es una bebida caliente que se caracteriza por su sabor a calabaza y especias que le dan un toque de temporada. Se suele acompañar de crema o nata montada y está realmente delicioso. Si aún no estás salivando, sigue leyendo.

Antes de comenzar con los ingredientes, vamos a conocer cuál es el origen de esta bebida. Todo apunta a que fue la cadena de cafeterías Starbucks la que creó en 2003 esta bebida especiada. La intención no era otra que la de venderla sólo en la temporada otoñal, aunando el sabor y aroma de esta estación. 

Ahora sí, vamos con los ingredientes 🙂

Los pasos son muy sencillos, sólo te recomendamos que antes de empezar te prepares todos los ingredientes, las especias y que la calabaza (si el puré lo vas a preparar en casa) la saques de la nevera un buen rato antes, así te facilitarás el quitarle la piel y cortarla.

      • El café es importante que sea de calidad y fuerte, para lograr el contraste con el dulzor de algunos ingredientes. Prepara una cafetera grande cargada de café y reserva. Ojo, el café debe mantenerse caliente.
      • Para hacer el puré, pela y trocea la calabaza sin las pepitas ni las hebras del interior. Ponla en una olla con agua hasta cubrir, y deja cocer a fuego medio. El tiempo depende de la cantidad de calabaza, y para esta receta no necesitas demasiada, con un trozo mediano va bien. Aparta del fuego cuando esté ya blandita y tritura con un pasapurés o batidora de brazo. Reserva.
      • Calienta la leche a fuego medio sin que llegue a hervir. Agrega 90 gramos de puré de calabaza, 90 gramos de azúcar moreno y las especias a la leche caliente. Mezcla bien para que todos los ingredientes se integren.
      • Cocina la mezcla a fuego medio-bajo durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuanto, hasta que todos los aromas se integren y tu cocina huela de maravilla. Retira del fuego y añade el extracto de vainilla.
      • Divide el café caliente entre 6 tazas y luego vierte la mezcla de leche y especias sobre el café.
      • Ya está listo! Ahora puedes darle un toque extra montando la nata bien fría y espolvoreando un poco de canela.