Apostamos por el CONSUMO SOSTENIBLE :)

¿Conoces la lecitina de soja?

La lecitina de soja es un emulsionante natural que se extrae del aceite de soja. La palabra lecitina es el término que se utiliza para referirse a un gran número de lípidos. Esta se encuentra en alimentos como el pescado, la soja, la yema de los huevos, el maní, la leche, algodón, girasol, entre otros. Sin embargo, la lecitina más explotada es la lecitina de soja, debido a sus beneficios. Por eso en este artículo contemplaremos cuáles son estos beneficios y cómo incluirla en nuestra dieta diaria.

5 Beneficios de la lecitina de soja

1. Ayuda a absorber mejor algunos nutrientes
La presencia de fosfatidilcolina en la lecitina de soja ayuda al organismo a absorber mejor la vitamina A y algunas vitaminas del complejo B.

2. Regula colesterol y triglicéridos
La lecitina de soja logra romper en partículas muy pequeñas las acumulaciones de grasas en el organismo. De esta manera la grasa no se atasca en las venas o arterias, sino que sigue el proceso natural de transporte por el organismo hasta su expulsión.

3. Protege al hígado y la vesícula
La lecitina de soja elimina las grasas indeseadas durante el proceso digestivo. De esta manera, cuando el hígado y la vesícula trabajan para filtrar las grasas lo hace de manera más eficiente sin sobrecargarse.

4. Alivia afecciones cardíacas
Cuando la lecitina de soja actúa eliminando los depósitos de grasas en las arterias, permite circular mejor la sangre por el organismo evitándose posibles problemas cardíacos.

5. Ayuda a adelgazar
Al actuar como un emulsionante en el organismo, hace que las grasas se mantengan más en movimientos. De esta manera no se acumulan las grasas en nuestro cuerpo. A la vez acelera el metabolismo, lo que es ideal para quemar las grasas que están en movimiento.

Uso de la lecitina de soja

Lo más común es encontrar la lecitina como emulsionante en alimentos como el chocolate y la margarina. También se puede encontrar en productos como salsa, fórmulas infantiles y bebidas instantáneas. Si se quiere consumir lecitina directamente, puede encontrarse en el mercado de forma líquida, también en polvo o granulada y en comprimidos o cápsulas.

  • Lecitina de soja líquida, es ideal para añadir a jugos, sopas, batidos y cualquier otra comida líquida.
  • Lecitina de soja en polvo, es poco soluble en agua, pero actúa como un gran emulsionante. Puede utilizarse para mezclas de harina, etc. Se considera de baja viscosidad y es ideal para la fabricación de leche en polvo.
  • Lecitina de soja en capsulas, es la manera utilizada por personas que no pueden comer, por cualquier motivo, los alimentos que contienen lecitina de manera natural. También suelen utilizarlos personas con deficiencia de lecitina o que requieren una dosis con mayor concentración por ejemplo para eliminar cálculos biliares.

Se aconseja una ingesta de 2 a 3 cucharaditas diarias de lecitina de soja granulada.
La podemos tomar mezclada en el yogur, en zumos, leche o bien sola.